domingo, 6 de diciembre de 2015

METER MANO EN LA HUCHA

                  
Corría 1995. El Banco Mundial lo había dejado caer; a Convergencia y Unión les faltó tiempo para plantearlo; un PP a la puertas de la gloria se subió pronto al carro y un desgastado PSOE acabó tragando, encontrando en su efímera Nueva Izquierda un grupo de palmeros que necesitaban méritos para sus sillones. Solo Izquierda Unida advirtió y cuestionó aquellos dichosos pactos de Toledo que impondrían con el eufemismo de “modelo mixto” la nueva manera de abordar las pensiones de nuestros mayores. Luego, hacia el año 2000 se creó el Fondo de Reserva de la Seguridad Social.

Tradicionalmente, cuando las cuentas no han cuadrado en este país, se ha optado por vender las joyas de la abuela. Felipe González (1982-1996), había comenzado ya la senda con 80 privatizaciones, entre ellas SEAT y ENASA, Trasatlántica (transporte marítimo) y Marsans (Viajes) y parcialmente Endesa, Repsol, Argentaria y Telefónica.

Fue Aznar quien de verdad subastó lo que quedaba de peso: se atrevió a rematar totalmente algunas del calibre de Endesa, Tabacalera, Repsol, Telefónica, Argentaria o Gas Natural. ¡Qué fácil es cuadrar cuentas! Y encima sacaba pecho. Ya a Zapatero y Rajoy no les quedó mucho de dónde tirar, pero aún repelaron lo que pudieron.

Lo cierto es que el Fondo de Reserva de la Seguridad Social se creó para situaciones en las que la balanza de ingresos y gastos de la Seguridad Social no cuadrara, y se limitó un máximo del 3% del gasto anual en pensiones la cantidad que se podía sacar cada año de la hucha.

Pero con todo el país vendido, el PP consideró que había llegado el momento de meter la mano en la hucha de los pensionistas, y decidió quitar ese tope de seguridad del 3%. Y comenzaron a sacar, y a sacar, y a sacar hasta un total de 14 veces. Así, haciendo a la gente sudar sangre y rompiendo el gorrinete de los ahorros, nos vienen ahora sacando pecho de que nos sacan de la crisis.

Ahora, para poner contento al personal en plena campaña electoral, el Gobierno sacará 7.750 millones de euros para pagar la extra de Navidad. Ya este verano, para la extra cogió 3.750 millones. Así pues, el milagroso don Mariano va a dejar el Fondo de Reserva de la Seguridad Social en menos de la mitad (47,5%) de lo que había cuando llegó: 31.770, millones de euros.

AIREF, la Autoridad Fiscal Independiente, ha llamado la atención al gobierno, advirtiéndole de que la Seguridad Social terminará el año con un déficit del 1,6%, en lugar del 0,6% presupuestado. Los sindicatos, también han dado ya la voz de alarma, preguntándose si además es lógico andar perdonando impuestos a los empresarios. No solo vacían la hucha sino que además pretender no rellenarla.

Seguramente los señores y señoras del gobierno no van a tener problemas con su jubilación, pero al resto de españoles y españolas, nos están poniendo muy, pero que muy mal la cosa. ¿Seremos capaces de decir algo sobre todo esto en las urnas?









1 comentario:

  1. No hay que dudar, hay que expresarse en las urnas el próximo 20D.

    ResponderEliminar