sábado, 19 de agosto de 2017

La inferioridad de un presidente


Cementerio de soldados estadounidenses en la playa
 de Omaha Beach, Normandía, Francia
Durante la Segunda Guerra Mundial miles de soldados estadounidenses se enfrentaron con las armas a los nazis y murieron combatiendo. Si Donald Trump hubiera estado en la playa de Omaha durante el desembarco de Normandía, en el que los dos bandos lucharon fieramente, hubiera sentenciado: los dos grupos eran malos y violentos.

Si la historia ficción permitiera que el defensor de los derechos civiles Martin Luther King hubiera sido atropellado por el general sudista racista Robert E. Lee, cuya estatua iba a ser retirada en Charlottesville el día del sangriento ataque de los nazis a los defensores de los derechos humanos, Trump hubiera dicho: King y Lee son los dos muy malos. 
 
El magnate inmobiliario ha demostrado sobradamente que está en la extrema derecha, pero en ocasiones intenta fallidamente disimularlo y situarse en el discurso de lo políticamente correcto. Para ello no encuentra otro camino que igualar a los que admira (los nazis, los supremacistas blancos, el Ku Klux Klan) con los que detesta (los defensores de los derechos humanos y de la igualdad). Lo que él admira es abominable, pero no quiere condenarlo. Y entonces elige otro camino: meter en el mismo saco a los genocidas que a los que luchan por la libertad. Y decide que James Alex es igual que Heather Heyer, que el nazi que atropelló con su coche a los participantes en una manifestación, es igual que su víctima.

Miembros del partido nazi de EE.UU.
Trump quiere que la estatua que homenajea a un racista y admirado por los supremacistas blancos y los nazis se quede donde está, quiere que la estatua siga allí. A veces, por desgracia, es eso lo que le sucede a la derecha en España, equiparando a la dictadura franquista y a sus víctimas. Eso es, tristemente, lo que quiere el PP en muchas ocasiones en nuestro país: que las estatuas y los monumentos y los nombres de las calles del franquismo sigan ahí, que se queden ahí… y que los asesinados por el franquismo se queden también ahí, en las cunetas, y que todos los que reclaman justicia se callen y aparezcan como extremistas especializados en reabrir heridas.

Parece que en EE.UU., con todos sus defectos pero también con sus virtudes, hay algunos excesos que no se perdonan con tanta facilidad como el PP disculpa sus excesos franquistas: un comentarista de la cadena de televisión CNN ha sido despedido por pronunciar saludos hitlerianos; voces muy cualificadas del derecho y la política, también desde el partido republicano, se han enfrentado a Trump; los veteranos de guerra se han sentido asqueados de que su presidente glorifique a aquellos que mataron a sus compañeros; muchas importantes empresas tecnológicas, han criticado al magnate y le han retirado su apoyo: saben que su presidente es el peor embajador de su país.
Sin embargo, uno no puede ser muy optimista: además de la ignominiosa actitud del propio Trump, miembros de su equipo han realizado saludos nazis en público y han apoyado posiciones racistas, xenófobas, homófobas, islamófobas… Trump y sus nazis son otras ramificaciones de esa enredadera ponzoñosa que, con brotes también en Europa y en otros lugares del mundo, quiere asfixiar la confianza en el progreso y la igualdad entre los humanos, y enfrentar a unos contra otros atizando el miedo y el odio con las supersticiones de la raza, el nacionalismo y la religión. No lo van a conseguir, porque, utilizando el lenguaje simplón de Trump, los buenos siempre serán superiores a los malos. Pero el camino que tenemos por delante es largo y es duro: ningún derecho que se conquista se gana para siempre si no se defiende.

Nuestro recuerdo para Barcelona. No tengamos miedo.
 






domingo, 13 de agosto de 2017

LLAMAZARES DESAFÍA A FRIEDERICH MOHS



Cada cual es muy libre de cambiar de ideas e incluso de ideología. ¡Faltaría! Por supuesto, también es posible cambiar la intención, la estrategia y las estructuras para desarrollarlas. En el ámbito de la política, hay multitud de ejemplos. La cuestión está en cómo se hace. Quienes lo llevan desde un punto de vista ético y coherente son fácilmente reconocibles. Discrepan de forma sustancial con lo que venían haciendo, y sin más intereses ni retorcimientos, se van. Se van si pretender destrozar lo que hasta ayer les era óptimo, sin abusar de la situación del lugar que ya han decidido abandonar, sin negociar puestos y cargos que le garanticen su futuro. Con el tiempo, dejan todo, regresan o desarrollan su labor en otras filas. Gente honesta la ha habido, la hay y se les tiene el máximo respeto.
Pero los hay que sus “cambios” no parecen tan desinteresados ni honestos. En Izquierda Unida se conocen bien los casos de una y otra forma. Antes de continuar, podría pensarse, ¿qué pasa con IU que parecen darse tanto ahí? Creemos que la explicación no es complicada: IU no es un partido político en sí mismo, sino un movimiento político y social, en el que tienen cabida diferentes partidos políticos y formas de pensar, lo que ya complica la cosa. Además, no es uno de las dos grandes fuerzas de alternancia de poder, y siempre es más fácil los movimientos hacia lo poderoso; y su lógica e inestable correlación de fuerzas, le lleva a decisiones que no siempre son del gusto de toda su militancia.
Volviendo a los casos de flagrante deshonestidad, estos se caracterizan por vulnerar esas buenas formas ya citadas. Son acciones planteadas con tiempo, estratégicamente diseñadas, aprovechando los recursos de quien deseas abandonar para que la cosa sea más sonada y hacer más daño, al tiempo que se valen de lo que ofrece el antiguo adversario y hoy amigo del alma. Podríamos citar aquí a la señora Almeida. Ejerciendo y paseando su cargo en IU para ganar figura popular, de tertulia en tertulia hasta la sopa, para finalmente ¡oh sorpresa!, acabar de candidata a la Presidencia de la Comunidad de Madrid por la coalición PSOE-Progresistas (P-P). También podríamos poner un ejemplo más, el de Rosa Aguilar; una tertuliana de pro que, de la noche a la mañana, en un mismo día pasa de ser alcaldesa de Córdoba por IU a ser consejera de Obras Públicas y Vivienda del gobierno socialista de la Junta de Andalucía. También son muchos los casos de los varones que se arrastraron hasta los barones.
Hablamos de personas que superaron las previsiones de Friederich Mohs. ¿Qué quién era este caballero? Bueno, fue un alemán que hace unos 200 años creó la escala de dureza de los minerales (aplicable a otros materiales). Por sus trabajos, concluyó que lo más blando era el talco (dureza 1) y lo más duro el diamante (dureza 10). Sin duda hoy, ante la dureza de la tez de estos personajes, el bueno de Mosh debería cambiar su escala.
Y es en estas cuando nos encontramos con el señor Llamazares. Sabedor de su, reconocido en votaciones, mínimo seguimiento dentro de IU, pero también de que es el portavoz en Asturias y tertuliano que tendrá los micros, que siempre se le niegan a quien no son este tipo de personajes, cuanto tiempo desee para proclamar sus excusas. Persona que cuenta antes al líder del PSOE sus intenciones que a sus propios compañeros y compañeras de partido. Quien ostentando lo que ostenta, funda un partido que su compañero Baltasar ya ha dicho que tiene vocación electoral o quien suelta perlas como “mi lealtad a Izquierda Unida expira al final de esta legislatura”, parece más en la línea de uno de esos codiciados y codiciosos futbolistas que un responsable político (o un político responsable). Es una pena, que este antiguo parlamentario, de verbo fácil e inteligente, haya tomado esta deriva. Pero lo peor de cómo actúa Llamazares, en estos momentos, no son los problemas que le genere a IU, problemas domésticos al fin y al cabo, es el daño que hace a la izquierda y el apuntalamiento del bipartidismo, que es finalmente lo que buscan y en lo que acaban todas estas historietas personales. Así, aunque don Gaspar no tenga ya mucho por pulir, por la cara que le echa al asunto, sus torpes excusas y lo que de ello se deriva, bien se podría decir que estamos ante un diamante-bruto.

viernes, 4 de agosto de 2017

DIEZ PREGUNTAS SOBRE EL INCENDIO DE YESTE Y MOLINICOS

A la hora de escribir este artículo, las más de 3.200 hectáreas de monte quemadas en Yeste y Molinicos aún humean. En primer lugar, queremos dar las gracias a todas las personas que han trabajado en la extinción del incendio, y en particular a todas aquellas que, por tierra o aire, han luchado directamente contra el fuego. Desde luego, lo último que se merecían era recibir como alimento bocadillos en mal estado. En segundo lugar, y como no tenemos vocación de “todólogos”, es decir, como no se nos ocurre pontificar sobre algo que no conocemos en profundidad, nos gustaría plantear una serie de preguntas con el fin de que los y las profesionales y la gente del lugar puedan aclarar con sus respuestas qué ha pasado y qué podemos hacer para evitar que se repita. Así de sencillo (y humilde) es nuestro propósito: no aspiramos a dar lecciones, sino a recibirlas. También podrían contestarlas los responsables políticos, pero ésos ya tienen sus propios y potentes altavoces. Empezamos:
  1. ¿Qué aprendimos del devastador incendio de 1994, que arrasó más de 12.000 hectáreas? ¿Cambió el modelo de gestión de nuestros montes? ¿Se ha favorecido desde entonces la ganadería extensiva? ¿Se ha reforestado con especies autóctonas no pirófilas? ¿Se ha aligerado el bosque de la inmensa biomasa seca que se acumula por el abandono de las actividades agropecuarias tradicionales? ¿Se han trazado cortafuegos? ¿Se han limpiado y clareado las superficies forestales adyacentes? ¿Qué ha hecho García Page durante su mandato?
  2. En Yeste, al contrario que en otras zonas boscosas de nuestra provincia, hay fuegos provocados periódicamente: ¿cuál puede ser la causa? Llamadnos materialistas, pero nosotros siempre buscamos motivos económicos en las cuestiones importantes. ¿Quién hace caja con los incendios? ¿Qué sectores se lucran? ¿A quién le interesa que el bosque se queme? ¿Qué efecto ha podido tener la última Ley de Montes, que permite recalificar las áreas quemadas? ¿Podría tratarse de alguna forma de venganza?
  3. ¿Hasta qué punto han podido afectar a la eficacia de la acción antiincendios los recortes llevados a cabo por el gobierno de María Dolores de Cospedal en el GEACAM, a saber, más de 400 efectivos y un 20% del presupuesto de un plumazo? ¿Y hasta qué punto han influido el cierre de escuelas y centros de salud y el desmantelamiento de los servicios sociales en el abandono del medio rural, con el consiguiente deterioro del entorno medioambiental?
  4. Y hablando del GEACAM, ¿es lógico que, por ejemplo, los subdirectores provinciales sean políticos defenestrados por las urnas sin experiencia en el sector?
  5. En relación con el comienzo del incendio, ¿no deberían haber llegado antes los medios aéreos necesarios? Teniendo en cuenta las inmensas masas forestales que se encuentran en terrenos muy escarpados y con muy difícil acceso, ¿no sería necesario disponer de más helicópteros y más hidroaviones en zonas próximas?
  6. Al respecto, y esto parece un clamor, ¿cómo es posible que el pantano de la Fuensanta estuviese prácticamente seco? ¿Quién es el responsable de que no alcanzase ni los niveles mínimos de seguridad ante una situación como la que se ha vivido? ¿Qué han hecho la administración regional y los partidos de la oposición para corregirlo?
  7. ¿Se solicitó la ayuda de la UME a tiempo, o se tardó demasiado? ¿Es posible que algún protagonismo político retrasase la declaración del nivel 2? ¿Han sido correctas las tareas de coordinación entre la UME, el GEACAM, el SEPEI, Protección Civil, los ayuntamientos…?
  8. Por cierto, y dado que efectivos del ejército estaban interviniendo en la extinción del incendio, ¿no habría sido lógico que hiciese acto de presencia la flamante ministra de Defensa y paisana María Dolores de Cospedal? Y el portavoz del PP en la Diputación, ¿cómo se atreve a dar lecciones a los demás desde una tumbona playera en Calpe?
  9. ¿Qué oscuros intereses, qué perverso código deontológico, qué desquiciado concepto del periodismo lleva a algunos medios a señalar a los ecologistas como causantes del incendio?
  10. Y, finalmente, ¿aprenderemos algo en esta ocasión? ¿Seremos capaces de traducir nuestra desolación actual en políticas medioambientales más avanzadas y más eficaces? ¿O pasará el tiempo, llegará el olvido y sólo despertaremos cuando el fuego vuelva a provocar otra llaga dolorosa e irreparable en nuestros montes?

jueves, 27 de julio de 2017

Ausencia de verdad, prepotencia y corrupción

Aunque parezca mentira, hemos tenido una filtración de una fuente fiable, sobre algunas cosillas que ocurrieron en las horas previas a la declaración del señor Rajoy, como testigo en el caso Gürtel, ante la Audiencia Nacional.
Eran las 12 del mediodía del pasado martes. Sonó el teléfono del jefe de gabinete de Mariano. Sin mucho entusiasmo cogió el móvil. Erá el abogado de Luis, el exgerente-tesorero de la calle Génova, que quería instrucciones a seguir para la comparecencia del jefe.
- Lo siento, en estos momentos no puede ponerse. Está reunido en la sauna del sótano con Arenas, Angelito Acebes, Rafa Hernando y unos pocos letrados del partido. ¡Ya sabes cómo es ésto! Pero no te preocupes, no hay ninguna variación, todo debe hacerse según lo acordado hace unas semanas. El silencio es el que manda, no lo olvides. Le diré que has llamado. Un abrazo y muchos recuerdos para LB.
Mientras tanto, en la sauna, entre vapores y sudores, Rafa daba unas recetas para que el tono, la actitud y las respuestas a dar por “el presi” fueran las más propicias, pudiendo salir airoso el 26J.
- “Mira, Mariano, tú no te arrugues. Cuestiona la inteligencia de las preguntas de los abogaduchos de la acusación particular y mirándoles a los ojos repite las frases que estuvimos ensayando toda la tarde de ayer, pero sin hacerte ningún lío: “las cosas son como son”, “no recuerdo”, “no se acierta siempre en la vida”, “no sé si se ha confundido de testigo”, “jamás, sería ilegal”… ¿vale? No des muchas explicaciones más, porque si te sales del guión la lías, como siempre, y la cagas. Y no olvides, paso corto, mala leche y sin guiñar el ojo. ¡Vas a estar impecable!
Todo parecía atado y bien atado. Los interminables ensayos dieron resultado. Aunque parezca ficción, pudo ocurrir todo esto para que la ausencia de verdad fuera la protagonista de lo dicho por Mariano Rajoy, un ciudadano muy español y mucho español ante la dudosa Justicia de este país.
Lo que sí constó en la declaración de Rajoy es que ha sido un testigo privilegiado. No hizo el “paseillo” hasta la entrada de la Audiencia Nacional, entró por el garaje, sin poderse grabar su entrada y salida del organismo judicial, pues ya se encargó el Ministerio del Interior de alquilar dos camiones trailers y colocarlos de tal forma que los reporteros gráficos no pudieran recoger el histórico momento. El ciudadano Mariano no declaró en el sitio habitual de los testigos, delante de los acusados, ni mucho menos. Fue colocado junto a los magistrados del Tribunal, a su derecha, a su misma altura, para que este testigo de “categoría especial” se sintiera a sus anchas y recitara en lo alto del escenario su insolente papel plagado de falsedades y se viera mejor como se escurría ante las cuestiones más peliagudas, con una actuación distante de las desgracias que causa la corrupción sistémica del Partido Popular.
El Presidente de la Sala, el juez Hurtado, ha sido un auténtico amigo de Mariano, ya se encargó de evitar cualquier pregunta incómoda y con sus prisas parecía más una prueba olímpica de velocidad que una declaración ante un tribunal.

Algunos ocurrentes ya se han encargado de resumir el testimonio de Rajoy con una adaptación de la antigua canción de los payasos de la tele: 


Hola, don Mariano. 
Hola, señor juez.

¿Pasó usted por la Gürtel?

Por la Gürtel no pasé.

¿Vio algún sobre?

Ningún sobre yo vi.

Adiós, don Mariano.

Adiós, señor juez”.
Hablando de televisión, ¿saben ustedes que TVE, la pública, fue la única cadena generalista que no emitió la declaración del desvergonzado Rajoy? La televisión de todos consideró que lo importante para la opinión pública eran las recetas para adelgazar del Dr. Romero. ¡El colmo de la desinformación y de la manipulación informativa!
Lo cierto y fijo que el presidente del Gobierno, al más puro estilo de Arenas y Rafael Hernando, manifestó en sus respuestas un tono de indignante chulería, tirando balones fuera, pasando toda la responsabilidad de la financiación irregular de su partido y los sobresueldos a un tesorero con demencia, y a su “amigüita del alma”, Esperancita Aguirre. “Él se dedicaba a las cuestiones políticas y desconocía las cuestiones contables”. ¡Con un par! ¡Sin despeinarse!
En la Audiencia Nacional se escenificó un sainete clásico que dejó muchos frentes abiertos porque hubo ausencia de verdad, mucha prepotencia y corrupción del PP, acreditada en el sumario, sin que el que manda en la cosa asumiera sus deudas.
Al finalizar la declaración, hubo que buscar a alguien para que acompañase a Rajoy a su casa, porque no se acordaba de nada. ¡Ay la amnesia, que puñaladas da!
Rajoy tendría que comparecer de forma inminente en el Congreso de los Diputados y anunciar su dimisión, porque la putrefacción consentida del PP se ha desbordado y resulta insoportable.





sábado, 22 de julio de 2017

Soma y Huasipungo


Este artículo, al modesto estilo de una sección de suplemento dominical veraniego, trata sobre algunas de nuestras lecturas de este verano. No somos nadie para recomendar o valorar obras literarias, pero sí podemos humildemente compartir algunas de ellas. Un par de estas novelas no son de verano ni de invierno, entretienen pero no son para matar el tiempo, narran historias imaginadas pero que realmente sucedieron o pueden suceder, producen al tiempo interés y desasosiego

Toda dificultad puede solucionarse con el sacrificio de los indios”.


Todo condicionamiento se dirige a lograr que la gente ame su inevitable destino social.”

La primera frase pertenece a Huasipungo, escrita por el ecuatoriano Jorge Icaza en 1934. La segunda se encuentra en la más conocida Un mundo feliz, de Aldous Huxley, escrita en Inglaterra en 1931. Icaza describe la dura vida de los indígenas de los latifundios ecuatorianos en las primeras décadas del siglo XX. Huxley imaginó la vida en el mundo futurista del año 600 de la era Ford. Las dos estremecen y enseñan, las dos hablan de la esclavitud del ser humano, sometimiento conseguido de diferentes formas, dominio al que no es ajeno ni nuestro país ni nuestro tiempo.

En Huasipungo los protagonistas son los indígenas propiedad de los latifundios, los indígenas que son literalmente cosas que pertenecen a los terratenientes como consecuencia de la dominación colonial española, acentuada en el XIX por la explotación de los propietarios criollos y llevada al límite por la burguesía liberal y las multinacionales occidentales. “Toda propiedad rural se compra o se vende con sus peones”.

¿Será muy lejano ese mundo que cuenta Icaza, a lo que sucede en la actualidad en las grandes explotaciones agrícolas americanas? Bueno, si en España en el año 2017, se explota a los trabajadores agrícolas, ¿qué estará pasando en lo más profundo de las inmensas plantaciones de Sudamérica? Icaza narra con crudeza cómo la tríada terrateniente-cura-policía (¿les suena de algo?) somete y veja a los indios, combinando el látigo, la superstición religiosa, y algo más: “Embrutecimiento alcohólico necesario para el máximo rendimiento”.

Para llegar a fines similares, pero de forma más eficiente, en Un mundo feliz se ha hallado una fórmula mejor: el soma, la droga con la que el sistema controla a los individuos. “Soma […] todas las ventajas del cristianismo y del alcohol y ninguno de sus inconvenientes”. El soma forma parte de otra tríada, cuyo objetivo también es producir en los seres humanos el amor a la servidumbre: soma, sugestión y jerarquía social.

¿Hay paralelismos entre la novela de Huxley y nuestra sociedad? Hay varios muy preocupantes, por lo menos en muchos países occidentales con alto nivel de vida: la sugestión ejercida por los medios de comunicación controlados por el poder económico para producir un pensamiento único (las cosas son así y no se pueden cambiar); la jerarquización social, casi estamental, que propicia que los hijos de los trabajadores terminen sirviendo por sueldos míseros al resto de la sociedad (las cosas están así y más vale eso que nada); el deseo de ocio y la dependencia de las nuevas tecnologías como nueva droga social, como un soma que hace al individuo proclive a la evasión de la realidad (fútbol, entretenimiento, diversión, realidad virtual, consumismo) e incapaz ni de soportar la frustración ni de luchar colectivamente contra las injusticias. “Nuestro mundo es estable. La gente tiene lo que desea y nunca desea lo que no puede tener.”

El palo en Huasipungo y la zanahoria en el mundo del soma. ¿Sabemos reconocer zanahoria y palo en el nuestro?












domingo, 16 de julio de 2017

BATIBURRILLO DE VERANO


Juassssssssssssssssssssssss, juassssssssssssss, jajajajajajajaja, juaaaaaaaaaaaaaas. Más allá de que nos parezca bien, mal o regular, con todo lo que llevamos oído y oído y oído de algunas boquitas, ahora que Podemos mira hacia ¡Page! (sí, sí, ¡a Page!) nos resulta imposible contener la risa floja, jajajajaja, juassssss. Algunas ruedas de molino van a parecer ruletitas de reloj, jajajajajajajajaja, juaaaassssssss.
Aunque parezca imposible, que el PP tenga los niveles de corrupción que tiene no es lo peor: lo peor es que no lo quieren ver (reconocer). Se hace una comisión para que se investigue su evidente caja B y piden una ellos donde tienen mayoría para el resto de partidos. ¡Lo mismito es! A ver si sigue calando eso de ¡todos son iguales! que tan bien les viene. Una recomendación les damos: como saben que ya no quedan letras para sus cajas (B, C, D… y Z), pueden empezar a nombrarlas con claves alfanuméricas, como las matrículas de los coches. ¿Cómo llevamos de repleta la caja MR-432? para referirse a la que tiene los cheques que llueven en los mítines. ¿Y la RH-911? para aludir, por ejemplo, a la de hacer nuevas sedes.
Que alguien que esté a) trabajando duramente, b) a pleno sol, c) en julio, d) con ola de calor, e) en Sevilla y f) asfaltando carreteras, acabe muriendo de un golpe de calor es más que esperable. Lo que no lo es tanto, es que no exista una clara y muy concreta legislación sobre ese tipo de trabajos, ni tampoco el mínimo sentido común en la empresa para evitarlo. Convendría no demorar la solución: ¿qué tal si retiramos los aires acondicionados a legisladores y jefes hasta que todo quede arreglado? Rapidita va a ir la cosa.
La Casa Blanca lo ha desmentido: el presidente Trump no ha recibido ninguna propuesta para ser el protagonista de la secuela de Dos tontos muy tontos que se llamará Más tonto que ninguno. “No de momento” han matizado.
Cuenta la leyenda que una vez, el Gobierno de Castilla La Mancha se preocupó por la Educación y por sus profesores… pero vaya usted a saber, ¡tanto habla la gente!
El Sr. Chano Navarro Pancorvo es un gaditano de pro, votante socialista de toda la vida. Recientemente ha acertado 4 en la bonoloto. ¿Lo ven?, ha manifestado, ¡esto es la mano de la virgensita de la medalla, yo ya siempre votaré a Kichi! Ante tan valiente testimonio, Pablo Iglesias se ha apresurado a declarar: ya pueden tomar notas los descreídos: ¡dos milagritos de una sola tacada!
A veces la mejor decisión es no tomar ninguna decisión y eso es también una decisión, ya que es el vecino el que elige al alcalde y es el alcalde el que quiere que sean los vecinos el alcalde, y si tenemos en cuenta que después del año 14 viene el 15 y que no es lo mismo que gobierne uno que lo haga otro, ya que los españoles son muy españoles y mucho españoles, pues entonces lo único serio es ser serio porque un vaso es un vaso y un plato es un plato, y no hay mejor defensa que una buena defensa. Ya, ya sabemos que esto no es un chiste y que además lo afirma un presidente de gobierno, pero en su defensa cabe decir que cuanto peor mejor para todos y cuanto peor para todos mejor, mejor para mí el suyo beneficio político.
Expulsan de un vuelo a Senegal a once personas que se habían solidarizado con un inmigrante deportado. Agentes de la Guardia Civil identifican algunas de las personas que se habían interesado por una persona que se encontraba esposada dentro del avión. Once pasajeros y pasajeras se quedan en el aeropuerto de El Prat sin poder viajar. Las fuerzas del orden han afirmado: “el caso es quejarse, ¡si los hemos sacado estando el avión sin volar todavía!”
Los Borbones en su línea: Felipe Juan Froilán de Todos los Santos de Marichalar y Borbón, repitió tres veces 2º de la ESO (dos en España y otra en la academia militar Culver de EEUU). Cosas de la vida, luego ya no volvió a repetir. Oye, fue entrar en un Colegio de 18 mil euros el curso y todo arreglado. Nada como la democrática igualdad de oportunidades y ver la luz a tiempo.
Se dice que en la UCLM se desarrollaba un estudio que vinculaba el número de veces que se escuchaba la canción Despacito con la aparición de brotes de ira alternantes con depresión. Al parecer, un suicidio colectivo ha dado al traste con la investigación.
Y como cierre… juasssssss, juasssss, jajajajajajajaja, perdón es que… juaaaaaaas, nos viene otra vez a la cabeza, jajajajaja, juassssss, escucharlos ahora balbucear justificaciones es… juasss, jajajaj, jajaj.







sábado, 8 de julio de 2017

LA EDUCACIÓN EN LOS TIEMPOS DEL COLAPSO


Los pasados días 3 y 4 de julio se celebró un curso de verano de la UCLM titulado Un mundo en cambio. ¿Cómo cambia la Universidad y el sistema educativo? Aprovechamos para felicitar a su director, Gregorio López, y al resto de la organización por el éxito de las jornadas. Lo cierto es que todas las ponencias y mesas redondas, con sus respectivos debates, resultaron enormemente esclarecedoras. Por cierto, y ahora que él no nos oye, qué gran tipo es Goyo. Qué afabilidad, qué cordialidad, qué generosidad, qué coherencia, qué sensatez, qué inteligencia… En fin, qué lástima no tenerlo como diputado regional por apenas un puñado de votos mal contados. Esperemos que algún día la izquierda sea capaz de superar sus tribalismos y aprender de sus propias torpezas.
Como indica el título, el curso pretendía analizar las grandes transformaciones que se están produciendo a escala mundial y comprobar hasta qué punto y de qué manera el sistema educativo experimenta o detecta dichos cambios. Así, por ejemplo, la iraní Nazanín Armanian explicó que son el petróleo, el gas natural y los intereses geoestratégicos de las grandes potencias, y no los enfrentamientos religiosos, la causa de las crímenes contra la humanidad que se están cometiendo en Oriente Medio. Los medios lo ignoran, o lo ocultan, y el sistema educativo resuelve la masacre en Historia de 4º de ESO con un párrafo perdido del último tema, al que nunca se llega porque los contenidos están inflados artificialmente para que nada pueda tratarse con un mínimo de profundidad.
Carlos Taibo, por su parte, disertó sobre la proximidad del colapso del capitalismo como consecuencia de la presión ilimitada que están ejerciendo los países ricos sobre unos recursos limitados. España, por ejemplo, que tampoco es nada del otro jueves, necesitaría multiplicar su territorio por 3’5 para conseguir la superficie de suelo necesaria para generar los productos que actualmente consume. Eso quiere decir, en resumen, que estamos saqueando a los países empobrecidos y que nos estamos comiendo ya lo que correspondería a las generaciones futuras. ¿Impacto de tal evidencia en, por ejemplo, las facultades de Economía? Pues nulo, al margen del voluntarismo encomiable de algunos docentes herejes que descreen de Adam Smith y Milton Friedman.
Pero podría dar la impresión de que el sistema educativo no cambia. Y… ¡vaya que si cambia! Carlos Fernández Liria y Enrique Galindo hablaron del proceso de mercantilización galopante que afecta desde primaria a la universidad. Dicho proceso consiste, básicamente, en poner la educación pública al servicio de los mercados para formar productores-consumidores en vez de ciudadanos. La cosa es más grave de lo que parece, en serio. No dejen de leer su libro Escuela o barbarie, del que también es coautora Olga García.
El hecho de que el sistema esté cada vez más al servicio de la economía no quiere decir que esté más conectado con la realidad. El joven médico David García Rivero lamentó que en la facultad no le hubiesen enseñado que el estado de salud de los individuos y de la sociedad “depende más del código postal, que del código genético”. “Si me llega un paciente con desnutrición porque lleva tres días sin comer, ¿darle un bocadillo se puede considerar una terapia?”, se preguntó en cierto momento. La conclusión de su exposición es tan sencilla como terrible: la peor enfermedad y la que más mata se llama capitalismo, y no se cura con pastillas.
En efecto, y al hilo de lo anterior, la antropóloga ecofeminista Yayo Herrero alertó de que el modelo económico dominante “le tiene declarada la guerra a la vida”. Por lo tanto, es necesario gestionar el planeta de otra forma (justa, solidaria, sostenible…) si se quiere evitar el más que previsible colapso. Y, a nuestro juicio, para conseguirlo es imprescindible que los partidos de izquierdas (los de derechas, ya tal…) den el paso de incluir los principios del decrecimiento en sus programas, porque la política, igual que la educación, debe ponerse al servicio de la verdad y la vida, y no al revés. Además, como decía Marx, los cambios en la estructura económica exigen cambios ideológicos inmediatos. Pues, hala, ya estamos tardando.